Lectura Dominguera. Soledades en tiempo de elecciones

En estos tiempos de pandemia son muchas y variadas las oportunidades en las que los seres humanos hemos sido invitados a vivir de una manera distinta. El distanciamiento y las restricciones de todo tipo están produciendo en nosotros mismos reacciones cuyas consecuencias son difíciles de calcular. Es que, los hombres somos animales sociales, necesitamos de los otros para poder existir; quizás por eso resulta tan importante y necesaria la idea del trabajo en equipo, la cooperación, las reuniones y las redes sociales.

El distanciamiento producto del coronavirus no implica una nueva vida marcada por la soledad, el aislamiento y el abandono de los vínculos con los otros seres humanos. Temporalmente necesitamos estar físicamente alejados y paradójicamente este es el momento en donde virtualmente debemos estar más cerca los unos de los otros. Se hace indispensable la unión y la cercanía afectiva para poder ayudarnos y darnos ánimos para sobrevivir, en definitiva la unión hace a la fuerza.

Esto tan básico y humano, también alcanza a nuestras autoridades; a ellos más que a nadie no les está permitido dejarse dominar por el egoísmo y pensar que son súper héroes que trabajan solos y todo lo pueden. Nuestras autoridades son quienes deben dar el ejemplo de cooperación y trabajo en equipo, porque todos ellos no trabajan por y para sí mismos, trabajan por y para todos nosotros. El político es el único empleado que tiene miles de jefes, todos nosotros somos esos jefes y no los elegimos para que trabajen desde el egoísmo y la soledad.

Cuando se ha perdido el diálogo, se ha perdido la comunicación y no poder comunicarnos implica el desastre. Si nuestras autoridades continúan gobernando desde la soledad y sin poder resolver los problemas de todos los ciudadanos, simplemente porque han perdido la capacidad de hablar, escuchar y dialogar, van a terminar en la soledad absoluta y el olvido permanente en las próximas elecciones. Los políticos que no pueden comunicarse ni trabajar en equipo no merecen ser electos jamás.

Mario Alfredo Capalbi
@macapalbi

WhatsApp chat