Lectura Dominguera. «Un Librito por Año…». Prof. Mario Capalbi

Para cuatro años de una nefasta gestión de gobierno, un libro por año es demasiado.  

El asombro no puede ser discreto porque cuando nos asombramos hacemos pública y notoria la sorpresa de que algo que pensábamos inesperado sucedió. Quizás no nos sorprende la incapacidad y necedad con que actúa quien gobierna nuestra ciudad porque desde que asumió sabíamos que jamás iba a poder llevar el traje de intendente, un traje que nunca tuvo ni tendrá. Cada palabra que dijo, cada acción de gobierno dejaron en claro que su túnica es la ignorancia y su manto la torpeza, con esas vestiduras ha decidido transitar por una alfombra de olvido que lo conduce al podio del peor gobierno de la historia, título que día a día se gana con mucho mérito. 

Y aunque cada día que pasa sentimos preocupación porque vemos como nuestra ciudad no solamente  no está de pie sino que no avanza, también nos consuela saber que cada día falta menos para que el jefe comunal vuelva a vender chatarra, cada día es un día menos de vivir en esta espantosa pesadilla. Pero no podemos simplemente esperar porque en la espera estamos perdiendo mucho y luego va a ser difícil recuperar cuanto de bueno y noble supimos conseguir. Por eso la equivocada decisión de apartar del cargo de bibliotecaria municipal a la señora Sandra Morales, es dañina y nos sorprende de forma negativa a quienes sabemos del empeño y dedicación que ella tuvo y tiene por los libros, las letras y la cultura. Un libro por año es mucho, un libro por año siempre va a ser muchísimo más que cuatro años de la triste gestión del intendente.

La historia es testigo y nos recuerda que gobernantes nefastos como el Califa Omar quien mandó a quemar la biblioteca de Alejandría, tienen un protagonismo destructivo hacia la cultura y es nuestra sociedad  quién no debe permitir este tipo de acciones nunca más. 

Claro que si le diéramos libros a los monos, estos usarían el papel para hacer fuego y cocinar sus bananas, desde esa lógica un libro por año no sirve. 

Un libro por año no solamente es papel escrito, un libro por año es la vida de muchos rosarinos, en un libro por año queda plasmada parte del alma de todos los escritores, de los muchos escritores que hacen arte y cultura desde las letras. Por eso la decisión y más aún las declaraciones del Intendente ofenden no sólo el trabajo y dedicación de Sandra Morales sino que además ofenden a cada uno de los artesanos de la palabra que dieron vida a ese libro por año. 

¡Gracias Sandra y gracias  a cada uno de los escritores por aportar a nuestra ciudad un libro por año! ¡Gracias por escribir nuestra historia!

Mario Alfredo Capalbi
@macapalbi

WhatsApp chat