Lectura Dominguera. El pueblo tiene la última palabra. Prof. Mario Capalbi

Tantos años de gobernar desde el egoísmo y alimentando una insana autoestima de quienes ejercieron el poder ejecutivo en nuestro país han terminado por cercenar las alas de la esperanza. Pareciera que los gobernantes se empeñan en hacer todo mal y lo que hasta el hartazgo profetizamos en campaña se cumple en los hechos de gobierno. El escándalo de las vacunas vip nos demuestra que de verdad vinieron por todo, ni siquiera la pandemia pudo detenerlos.

El gobierno de “Todos” subsiste porque hace años que el Poder Legislativo está relegado y su única función es convalidar la voluntad de un presidente, un gobernador o un intendente. Los superpoderes jamás fueron usados para solucionar los problemas de los ciudadanos, al contrario han creado más pobreza, inseguridad, han destruido la obra pública, llevaron a la educación a las tinieblas y limitaron el sistema de salud a unos pocos, para ellos. Esos superpoderes avasallaron las libertades individuales y las instituciones republicanas, y han convertido a la corrupción como forma principal de gobierno.

#RosarioDeLerma mantiene una encuesta activa sobre la intensión de voto para candidatos a senador en el departamento en el siguiente link:
https://forms.gle/ojGRL8NSSe1q3WWJ9

En el plano local, provincial y nacional es evidente la falta de diálogo y la poca capacidad de resolver conflictos que tienen nuestras autoridades. Es absurdo pretender gobernar con sorteos virtuales, con videos bizarros y con discursos monótonos e inentendibles. El pueblo está cansado de las mentiras ingeniosas, está cansado de las peleas eternas y de las excusas de siempre. Lo que dicen los gobernantes no nos importa, porque en realidad nos importa lo que hacen, por eso los elegimos para que hagan, para que trabajen.

Ninguno ha logrado sacar una buena nota, hasta ahora reprueban el examen y en las elecciones será nuestro turno de ejercer el único superpoder de la democracia: el voto, nuestro voto, porque es el pueblo quien tiene la última palabra.

Mario Alfredo Capalbi
@macapalbi

Ilustración: ArtsyOswaldo Guayasamín | Cabeza y Manos (1965)

WhatsApp chat