903 Radio

La Nueve Cero Tres

Karina Brito: «Donar Plasma es salvar vidas»

Las personas recuperadas de COVID-19 pueden convertirse en donantes de plasma, con lo que pueden contribuir a la recuperación de pacientes que necesiten de este producto sanguíneo para el restablecimiento de su salud.

La directora del Centro Regional de Hemoterapia, Betina Saracino y Karina Brito de promoción de donación voluntaria del hospital Materno Infantil. La transfusión de plasma puede mejorar el pronóstico de pacientes que estén cursando la enfermedad.

Los estudios científicos indican que la mayoría de los pacientes que superaron la infección por coronavirus SARS-CoV-2, desarrollan anticuerpos que, transfundidos a un paciente que está cursando la enfermedad, neutralizarían los efectos del virus para evitar la progresión de los síntomas y mejorar su pronóstico.

Tratamiento experimental
La directora del Centro Regional de Hemoterapia, Betina Saracino, explicó que la transfusión de plasma constituye una alternativa terapéutica experimental, cuya eficacia aún no ha sido probada en un100%.

Asimismo, señaló que no es aplicable a todos los pacientes, ya que se está usando sólo en aquellos que cursan la enfermedad con síntomas graves y su cuadro clínico amerita que se considere la posibilidad de ese tratamiento para mejorar su pronóstico.

“El uso de plasma sigue siendo una alternativa terapéutica experimental, dentro de un protocolo de investigación, coordinado por la Dirección Nacional de Sangre y los centros provinciales de Hemoterapia”, dijo la funcionaria.

El 7 de julio, el Centro Regional de Hemoterapia concretó la primera extracción de plasma a una donante voluntaria salteña, recuperada de COVID 19.

Hasta el momento, de 305 personas recuperadas, 24 han llamado voluntariamente ofreciéndose como donantes, 8 han concretado la donación, 10 no resultaron aptas y 6 se encuentran en proceso.

Salta participa en el ensayo clínico nacional de la Dirección Nacional de Sangre y Medicina Transfusional, que tiene por finalidad probar la seguridad y eficacia de la transfusión de plasma de personas que tuvieron COVID-19 como tratamiento experimental en pacientes con la enfermedad.

El procedimiento
La donación de plasma se efectúa mediante la técnica de aféresis, con utilización de una máquina que separa los hemocomponentes por centrifugado, toma el plasma y devuelve al torrente sanguíneo los que no se utilizan. El plasma que aporta un donante puede conservarse hasta un año y puede transfundirse hasta a tres pacientes.

Pueden donar plasma las personas de entre 16 y 65 años de edad que tengan el alta médica definitiva y reúnan los requisitos generales para donar sangre.

Un profesional del Centro Regional de Hemoterapia contactará al posible donante, efectuará una breve entrevista y asesorará sobre el procedimiento. Posteriormente, al voluntario se le tomará una muestra de sangre para los análisis previos de rigor y, en el caso de ser apto, se coordinará día y hora de la donación.

Fuente: Nuevo Diario

Te lo perdiste.?

WhatsApp chat