903 Radio

La Nueve Cero Tres

Hospital Joaquín Corbalán bajo sospecha por la muerte de una Bebé.

El Tribuno. Sospechas sobre la muerte de una bebé. La recién nacida murió en el Hospital de Rosario de Lerma. Los padres dieron negativo. Pasaron 15 días desde el fallecimiento de un bebé de 30 días que le detectaron coronavirus y todavía sus familiares no saben las causas del deceso. Extrañamente los padres de la criatura dieron negativo en estos días. Debió intervenir la Justicia porque toda la actuación sanitaria tiene puntos oscuros. La madre de esta criatura denunció con su testimonio la inacción del hospital Joaquín Corbalán hacia su hija.

Dejó en evidencia, por ejemplo, como el resultado del PCR realizado a los padres se debieron enterar porque llamaron al nosocomio; reclaman que nunca hicieron seguimiento.

Andrea Díaz trabaja en los meses del tabaco. Su marido Jesús Batallanes también lo hace todo el año en el campo. Tienen cuatro hijos y un nieto. Maia, con apenas 30 días de vida, era la pequeña de la familia. A comienzos de agosto presentó unos problemas de salud. Tosía y lloraba mucho. La madre la llevó a un médico que le diagnosticó problemas para respirar. Pero el día sábado 22 de agosto se descompensó la criatura. «Tenía problemas para respirar. La llevamos de urgencia al hospital. Un vecino nos acercó en un auto. Al llegar ingresó a la guardia del hospital Corbalán y no pasaron dos minutos cuando las enfermeras salieron y dijeron que la bebé estaba muerta. Yo ingresé a la sala y la vi ahí a mi nena, toda arropada, como si no le hubieran hecho reanimación«, relató a El Tribuno.

El médico que había atendido a la bebé en el puesto sanitario de barrio El Huasco le había recomendado a la madre que la interne porque tenía complicaciones para respirar.

La madre fue al hospital y le dijeron que no era necesario internarla y que siga tomando el mismo remedio en casa. Luego de fallecida la criatura, a los días Andrea se entera que el diagnóstico post mortem dio positivo. «Me enteré que tenía coronavirus el cuerpo de mi bebé días después de fallecida. Pero nunca me dijeron la causa del deceso. Todavía espero esa respuesta«

Efectivamente, el día miércoles 26 de agosto la fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas en turno, Ana Inés Salinas Odorisio, informó que el cuerpo de la bebé al ser examinado por el Servicio de Tanatología Forense del CIF arrojó resultado positivo en el hisopado.

Recién al otro día son notificados los padres por el hospital, y solicitan que la familia sea aislada hasta saber dónde y quién pudo haberla contagiado a la bebé. No por ello implicaba que la muerte haya sido por COVID-19.

En medio del dolor de los padres se enteraron días después que ellos no están contagiados. La sorpresa es que se enteraron porque ellos llamaron al hospital. Del otro lado le respondieron «habíamos perdido el teléfono de la madre«. Todos estos puntos oscuros pusieron en sospecha el fallecimiento de la bebé. «Nosotros insistimos que la bebé no tenía coronavirus. Están tapando la mala atención que provocó la muerte de mi hijita«. Andrea y Jesús fueron muy perjudicados. El padre no ha podido salir a trabajar y la madre sigue encerrada en su humilde vivienda de B ° Islas Malvinas.

Fuente: El Tribuno

Te lo perdiste.?

WhatsApp chat